Lo que debes conocer sobre peticiones familiares

Publicada en

Para nosotros los hispanos la familia es de suma importancia. Por eso cuando decidimos emigrar a los Estados Unidos, una de las razones principales al tomar la decisión es poder ayudar a nuestros familiares.  Sin embargo, una vez ya establecidos en los Estados Unidos, muchos quisiéramos poder traer a nuestros hijos, parejas, padres, en fin poder reunir de nuevo a nuestra familia en nuestro nuevo país.  Para lograr dicho deseo es necesario comenzar un proceso legal migratorio.

A pesar que para nosotros la familia es un término amplio que puede incluir tíos, suegros, primos, cuñados y cualquier otra persona que consideremos familia, para términos de inmigración se limita a unos familiares en específico.  Este grupo de familiares permitido o beneficiarios se subdividen entre familiares inmediatos (immediate relative) y familiares preferentes (family preference).  Dependiendo en cual categoría el familiar sea clasificado dependerá su posible entrada a los Estados Unidos y el tiempo de espera.

Para poder conocer si la persona que se pretende ingresar a los Estados Unidos es clasificada como un familiar inmediato o uno preferente hay que contestar dos preguntas esenciales.  En primer lugar, ¿el peticionario es un ciudadano americano o un residente?  En segundo lugar, ¿qué grado de parentesco existe entre el peticionario y el beneficiario? Según sea la contestación a estas preguntas es el trámite migratorio a seguir.

Una vez establecido que el beneficiario tiene derecho a entrar, el peticionario necesita completar una affidavit en donde establece su ingreso y se compromete a sufragar los gastos del beneficiario.  La razón de esta affidavit es que el Gobierno quiere asegurar que los beneficiarios no se conviertan en una carga económica para el tesoro público.  Por tal razón, si el peticionario no logra demostrar un ingreso suficiente, va a tener dificultades en demostrarle al servicio de inmigración que es capaz de poder mantener al beneficiario y pudiera ser negada la petición.

También es importante completar una solicitud de ajuste de estatus para que el familiar pueda convertirse en un residente legal de los Estados Unidos junto con los beneficios que esto conlleva.  Si el familiar desea trabajar en los Estados Unidos resulta importante completar el proceso con una petición de trabajo mientras el gobierno adjudica el ajuste de estatus.  La ventaja de presentar una petición separada de trabajo, mientras se lleva a cabo el ajuste de estatus, resulta en que una petición de trabajo suele ser otorgada con mayor prontitud que un ajuste de estatus y por tal motivo el peticionario puede comenzar a trabajar antes de obtener su “green card”.

Por eso lo importante para una petición familiar se exitosa es;  conocer en cual categoría es clasificado el familiar a solicitar el permiso de entrada;  completar la affidavit en donde se compromete a subsidiar a ese familiar económicamente; presentar la petición de ajuste de estatus para que el familiar pueda convertirse en un residente permanente; y si el familiar desea trabajar lo antes posible, presentar una petición de autorización de trabajo.

Este escrito no constituye una consulta y no abarca todos los temas relacionados a peticiones de familiares. Los procesos migratorios suelen ser complejos y cada uno es diferente a los demás. Es por eso que resulta importante contar con la ayuda de un abogado de inmigración para que pueda ser asesorado correctamente.  Sienta toda la libertad de escribirme o darme una llamada para poder tener una consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *